27 febrero 2010

Vuelta a la Vida

Pues sí, aquí estoy ya, después de todo un mes de exámenes y de una semana sabática en la que he conseguido volver a recomponer lo que era mi vida, vuelvo a este lugar a seguir dando la lata con mis fotografías e historias.

Así que vamos a allá. Hoy os quería poner unas cuantas fotos que he hecho durante estos años, utilizando una técnica que me encanta y que no veo normalmente por internet.

Consiste en dar la vuelta al objetivo (lo desenroscas, le das la vuelta, y lo sostienes con cuidado) y así poder conseguir fotografías macro. 

Tiene muchas pegas porque en cualquier momento se te puede caer el objetivo como te descuides, o entrar polvo y suciedad al espejo o a la lente del objetivo, además de que el enfoque tiene que ser totalmente manual (y cuando digo esto no es utilizando la arandela de enfoque del objetivo, sino desplazándote hacia delante y hacia atrás hasta que ves enfocado lo que quieres).

A pesar de que parece tener dificultad, en realidad es lo más fácil del mundo, y he conseguido algunas fotografías que me gustan mucho, sin la necesidad de gastarme un pastón en un objetivo macro.

Así que os presento las fotos, y opinad vosotros.

Canon 50mm 1.8


Canon 50mm 1.8

Tamron 18-200mm

Tamron 18-200mm

5 comentarios:

María Diez dijo...

Es una técnica que ya conocía, pero a mi me resulta imposible enfocar y sujetar el objetivo, soy muy torpe.
A ti te han quedado unas fotos muy buenas, me gustan todas, son una belleza.
Un abrazo

Celine dijo...

Gorgeous macro shots ! The colors and details are amazing !

José Barceló dijo...

Son realmente buenas, también conocía esta técnica, pero tras probarla algunas veces sin conseguir nada opté por un macro :P

No se con cual me quedaría, la primera es tremenda por la suavidad de las texturas y las otras tres la nitidez y los colores son geniales.

Espero que los exámenes te hayan salido mejor que a mi jejeje.

Un saludo. José Barceló

YO dijo...

Muy bonita esta serie!!..Enhorabuena.

calata dijo...

te han quedado muy bien, yo lo suelo hacer con un 28 mm, al ser angular te permite acercarte aún más y si le cpones un adaptador para sujetarlo a la cámara ya ni te cuento, a disfrutar, saludos